Un Fotografo Callejero En Cinco Preguntas – Ignacio Raventós

El portafolio de Ignacio es genial, solo hace falta ver esa imagen, o esa … o esa para entender que aqui tenemos alguien que vive la calle.


Ignacio Raventós – Barcelona

¿Cómo empezó todo?

Con la fotografía tuve dos comienzos. El primero fue cuando de joven hojeaba las páginas de la revista National Geographic y quedaba maravillado con las fotografías que ahí se publicaban. A partir de ahí quise ser fotógrafo. Estudie un curso de fotografía profesional en el IDEP de Barceloona, mientras estudiaba Ciencias de la Comunicación en la Universidad. Pero como en esa época, la fotografía era un afición muy cara que no podía permitirme,  y sabiendo además que sería muy difícil conseguir que me contrataran como reportero de esa revista, tuve que abandonar mi afición y dedicarme a una profesión que me permitiese ganarme la vida. Así que empecé a trabajar en publicidad.
Muchos años después, me reencontré con la fotografía. Fue mi segundo comienzo: cuando descubrí que con el móvil y apenas unos cuantos clcks podía conseguir las imágenes que tanto me costaba conseguir bajo la luz ortocromática del laboratorio. Y del móvil a las primeras cámaras digitales con las que podía disparar sin estar pendiente de cuántas fotos quedaban en el carrete.

¿Cuál consejo podrías compartir con nosotros?

A quien quiera iniciarse, le diría que antes de disparar, adquiera un buen bagaje cultural. Que estudie a fondo las fotografías de los clásicos y las de los fotógrafos contemporáneos. Que se empape de Historia del Arte y literatura.  Le diría también que elija una disciplina fotográfica y profundice en ella. No se puede pretender ser bueno en todas las disciplinas. La práctica continuada y exigente te hará crecer como fotógrafo. También le diría que no se preocupe por la tecnología ni por la técnica. Eso son herramientas. Lo importante es aprender a mirar. Y por último, cuando ya se ha adquirido conocimientos, criterio artísticos, se domina la técnica y uno sabe mirar, mi consejo sería que cultive su propio estilo y nunca, nunca trate de imitar lo que se ve en las redes fotográficas de moda.

¿Blanco o negro o color?

Bueno, parece que cuando tenemos una fotografía y no estamos convencidos de su calidad, pasarla a blanco y negro la mejora ostensiblemente. A veces, puede que sea cierto. Es difícil manejar bien el color. El color aporta una gran cantidad de información y puede que a veces sea un elemento de distracción que desvirtúa la acción que ocurre en la fotografía. Pero lo que encuentro abusivo es pasar sistemáticamente a blanco y negro todas las fotografías. El blanco y negro es un lenguaje propio que se debe utilizar solo en algún tipo de fotografía, casi pensada y concebida para ser en blanco y negro. Yo suelo pasar a monocromáticas las fotografía de alto contraste en las que las formas o la luz son protagonistas.

¿Nos enseñas tu bolso y su contenido?

IMG_0064

Como veís, el bolso de un streetphotographer es ligero y contiene lo esencial:  una Fujifilm X-T1 con un Fujinon XF 16-50. A veces, sustituyo esta cámara por una Fujifilm X-100T.

Las cámaras Fujifilm son con las que mejor me encuentro para la práctica del streetphoto, además de que la calidad de sus sensores me satisface especialmente. La X-T1 es más versátil y con ella y otros objetivos puedo abordar otras disciplinas fotográficas, como el retrato o la fotografía deportiva.
Llevo además  dos baterías suplementarias. Un limpiador de cámara. Unas gafas de sol y un sombrero. El sombrero es importante, y más en los meses calurosos. Uno se pasa horas callejeando y el sol incidiendo en la cabeza puede provocar calentones y quemaduras. Y esto es todo lo que llevo.

Ah! Y un buen calzado.

¿ Si tuvieras que escoger una foto tuya, cual seria y porque ?

DSCF9192
Elijo esta foto porque es un compendio de mi forma de entender la fotografía.
Permitidme que os explique su historia. Recuerdo que descubrí ese lugar y me gustó el juego de luces y sombras.
Estuve un buen rato sosteniendo la cámara en ese encuadre, en el que incluía mi sombra proyectada en la columna. Pero me faltaba algo. Veía pasar gente por delante mío. Pero no me conformaba con fotografiar a personas pasando. Eso está ya demasiado visto.Es un cliché. Así que, esperé a que ocurriese algo diferente. Tenía que ir desplazándome a la medida que el sol a mi espalda iba desplazando mi sombra en la columna. Al cabo de unos quince minutos, con el rabillo del ojo izquierdo, mientras el ojo derecho se ocupaba de mantener el encuadre en el display abatible de la X-T1, atisbé a Pancho y adiviné sus intenciones. Iba a lanzarse a una loca carrera. Como ya tenía el encuadre fijo, solo tuve que esperar a que Pancho entrase  en el encuadre y disparar en el momento en que levanta una patita. Esta es una foto que ha recibido muchos likes y comentarios.

Ha sido elegida en una selección diaria de National Geografic (ya puedo decir que soy reportero de ellos) y ha recibido otras tantas menciones.

Para mí, esta foto contiene todo lo que debe contener una foto de calle: el instante decisivo, la luz, la composición, el timming, la anticipación, el momento único e irrepetible, es original y se ajusta a mi estilo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s